Wednesday, October 08, 2014

beautiful freak o que se mueran los feos

Too good for this world
But i hope you will stay
And i'll be here to see
That you don't fade away

You're such a beautiful freak
I bet you are flying inside
Dart down and then go for cover

And know that i
I love you
Beautiful freak, beautiful freak
You know that i
I love you
Beautiful freak, beautiful freak 

Beautiful Freak, Eels

Hace unas semanas, en un bonito mediodía de viernes, compartí con W. un pensamiento que llevaba un par de días rondándome la cabeza: Mi innata capacidad para no atraer/ahuyentar a los hombres. Así, como titular, sencillo, humilde. Como yo. Compartía con W. este pensamiento, desde la más absoluta tranquilidad y objetividad, sin dramas, sin autocompasión. Blanco y en botella: leche. Un hecho.

El Señor Música.

Conocí al Sr. Música una tarde tonta de domingo en presencia, casualmente, de W. Inmediatamente, me cautivó. Es cierto, que estaba in the mood y que si no hubiese sido él, me hubiese llevado a casa aquella larga y tonta madrugada de domingo a algún otro. Pero el caso de estudio aquí es que tras tres tristes citas, el Sr. se fue con su Música a otra parte, bien alejada de la que abajo firma y a todo correr.


El hombre del Bosque.

En 15 días, me enamoré hasta los huesos del hombre del bosque, aún a sabiendas de los inconvenientes: distancia, pareja. Fue inevitable, conexiones así, yo no me las encuentro todos los días. El hombre del bosque me escribe postales muy bonitas y divertidas diciéndome que está de vacaciones, bien acompañado. That's that.

y podría seguir, pero no viene al caso.

W. pretendía consolarme y su explicación varonil heterosexual a tales hechos es la hipótesis  del Caladero Equivocado. Según W. voy de pesca a sitios erróneos. Para explicar tal hipótesis comenzó con Moni, a los que no somos tan agraciados (véase el plural mayestático de la afirmación), nos pasa que...¿me estás llamando fea?, así, a la cara?  El pobre W. no sabía dónde meterse. Pero el hecho, es que me acababa de llamar fea. Blanco y en botella: leche.

Y me pregunto ¿me deberían de gustar hombres feos como yo? ¿qué le voy a hacer si me gustan los guapos y simpáticos? 


belleza.
(De bello).
1. f. Propiedad de las cosas que hace amarlas, infundiendo en nosotros deleite espiritual. Esta propiedad existe en la naturaleza y en las obras literarias y artísticas.
2. f. Mujer notable por su hermosura.

feo, a.
(Del lat. foedus).
1. adj. Desprovisto de belleza y hermosura.

Beautiful 
1 having beauty; pleasing to the senses or to the mind
Beauty
1 [uncountable] the quality of being pleasing to the senses or to the mind
Freak
2 (disapproving) a person who is considered to be unusual because of the way they behave, look or think
 



 

2 comments:

IRMA said...

La belleza no se ve, se siente. Mi niña me preguntaba si el objeto de mis amores me parecía guapo, y yo respondía que mucho, pero porque también le quiero mucho y ese es el mejor embellecedor del mundo. Uno ama con más facilidad lo que siente que lo que ve. Ella respondió que eso le pasa a ella conmigo (blanco y en botella, como dices).

Pero es un hecho que el mercado se equivoca, nos ofrece trivialidades y nos educa para desear necesidades que no tenemos. Si el amor ahora también se vende en Carrefour, mucho mejor el intercambio de cariños sin pasar por caja.

Monica Santillana said...

Busqué en los diccionarios esperando hallar mención alguna acerca de la subjetividad del concepto. Para mi sorpresa, no encontré nada al respecto.

Me sorprendió que en inglés se refieran a la belleza como el hecho de ser agradable para los sentidos y la mente.


En este caso encuentro tantas cosas bellas, como nadar, montar en bici, reir, llorar, tomar el sol, comer, follar, descender un barranco, sentarse frente a un fuego, sumergirse en el mar...

sin embargo hay cosas de belleA universal incontestable como una puesta de sol o Zo